Plan de Trabajo y Resultados Previos

Plan de Trabajo y Resultados Previos

El desarrollo de la Iniciativa se ha planteado en tres fases.

Fase 1.a – Estudio de viabilidad
El estudio de viabilidad fue realizado durante el año 2011 y consistió en la realización de un pre-análisis de viabilidad ambiental, social y económica de la cadena de producción y consumo de bioqueroseno, tomando como punto de partida los datos aportados por distintos miembros.

Fase 1.b – Demostración
En esta fase se realizará la demostración de los procesos más prometedores según los resultados de la anterior fase.

Se debe llevar a cabo entre los años 2012 y 2013 y requerirá una mayor definición de los paquetes de trabajo inicialmente previstos, así como la selección de la vía tecnológica que mejor se adapte a las condiciones nacionales.

Fase 2 – Implementación
Comenzará a partir del año 2014, aunque todavía no se ha definido su duración total.
Durante esta fase se desarrollará la implementación y escalado temporal del proceso de producción de bioqueroseno.

Resultados Obtenidos

Los trabajos desarrollados durante la primera fase se centraron principalmente en la producción local de bioqueroseno a partir de aceite de camelina. En la segunda fase se reducirá el número de soluciones más prometedoras a un nivel de demostración, y durante la tercera fase se comprobará la aplicación y ampliación del proceso de producción.

De hecho, entre 2009 y 2012, se ha completado una primera fase de estudio preliminar, realizada por las distintas entidades que forman parte de la Iniciativa. Los resultados obtenidos en esta primera fase de investigación han sido claros y concluyen con la potencial viabilidad del desarrollo de una industria nacional de biocombustible para aviación, incluyendo su competitividad económica con el queroseno tradicional en los escenarios previsibles de precios futuros del petróleo en el año 2020. A modo de resumen, estos estudios preliminares han concluido:

  • Viabilidad socioeconómica: Los primeros datos aportados por los socios integrantes de la Iniciativa, representantes de todas las fases que completan la cadena de valor, arrojan diferencias “prometedoras” en el posible precio de venta del bioqueroseno respeto al combustible tradicional, habiéndose considerado el factor de emisión cero con que computarán los bioquerosenos en el Sistema de Comercio de Emisiones Europeo (EU-ETS). Desde el punto de vista social se describen diversos beneficios derivados de la potencial generación de empleo, estimándose que podrían crearse 2,2 puestos de trabajo por 100 hectáreas cultivadas para la producción de bioqueroseno. Así mismo se contempla la posibilidad de que se produzca un desarrollo rural derivado del cultivo de materias primas en terrenos marginales o en abandono actualmente.
  • Viabilidad Industrial: La tecnología de refinado HVO cuenta con la aprobación estándar de certificación ASTM, que, para la aviación, permite un uso de hasta el 50% de biocombustibles parafínicos en las mezclas. Asimismo, desde un punto de vista técnico es viable la transformación o revamping de plantas de refinado existentes con objeto de abaratar los costes de implantación de este tipo de instalaciones.
  • Viabilidad Ambiental: Los estudios preliminares realizados indican el cumplimiento de los criterios de la DER 2009/28/CE y RD 1597/2011, así como de los requisitos de reducción de GEI de la norma Roundtable on Sustainable Biofuels (RSB).

Por otra parte debemos indicar que los mayores impactos desde el punto de vista económico y ambiental se producen durante la etapa de cultivo y no tanto en el transporte y procesamiento/producción del bioqueroseno. Asimismo, es destacable el aprovechamiento de los distintos subproductos que se generan durante los distintos procesos industriales que se dan en la cadena de valor, o las reducciones de consumo de combustible que el uso de biocombustible implica respecto al Jet A-1, con reducciones estimadas del 1%.

Viabilidad Económica

  • Diferencias “prometedoras” en precio con combustible tradicional.
  • Factor emisión cero en ETS
  • Generación puestos de trabajo
  • Recomendable más de un tipo de materia prima
  • Fundamental identificar variables de tipo agrícola para reducir costes
  • Identificar zonas adecuadas en cuanto a cultivos, superficies, conexión con medios de transporte e integración con zonas industrializadas
  • Identificación temprana de la localización de las refinerías

Viabilidad Técnica

  • Aprobación estándar de certificación ASTM. Permite un uso de hasta el 50% de biocombustibles parafínicos para aviación en las mezclas
  • Posibilidad de revamping de plantas de refino existentes

Viabilidad Ambiental

  • Cumplimiento de los criterios de la DER 2009/28/CE y RD 1597/2011
  • Cumplimiento de los requisitos de reducción de GEI de la norma RSB
  • Mayores impactos en etapa de cultivo y no tanto en transporte y procesamiento/producción del bioqueroseno
  • Se reduce el consumo de combustible en más de 1%
  • Aprovechamiento de subproductos

De forma general, evaluada la viabilidad de una industria de producción de bioqueroseno en España desde estos tres puntos de vista (ambiental, social y económico), los estudios preliminares muestran cuatro puntos clave para su desarrollo, sin los cuales el impulso de una industria de biocombustibles en España se antoja una tarea muy complicada:

  • Con objeto de reducir la diferencia de precios entre el bioqueroseno y el queroseno de origen fósil se estima necesario el estudio y análisis de distintos mecanismos de fomento de la demanda en las etapas tempranas de puesta en marcha, las cuales serán cruciales para acelerar la introducción de los biocombustibles en la aviación, al igual que ha ocurrido en otros sectores.
  • En la actualidad no existen instalaciones en España capaces de transformar el aceite de origen vegetal. Los estudios preliminares advierten la necesidad de disponer de una refinería para la producción de biocombustible para aviación, la cual requerirá una significativa inversión, tanto si es de nueva construcción como en el caso que se opte por transformación de una planta ya existente. Para acometer dichas inversiones se considera fundamental, además del establecimiento de ciertos mecanismos de fomento descritos anteriormente y que garanticen en cierto modo la demanda del producto, una cierta garantía de disponibilidad de materia prima, predominantemente de nivel nacional y suplementada con materia prima importada. Esto obliga a establecer polos de producción en el territorio nacional, creando una industria auxiliar a nivel regional y necesitando establecer sistemas logísticos de mercancías competitivos y eficientes.
  • Ahondando en lo expuesto anteriormente, resulta indispensable la disponibilidad de materia prima sostenible, suficiente y a precios competitivos.
  • Por último, resulta fundamental establecer mecanismos que permitan garantizar una eficiencia de la cadena de valor, haciéndola competitiva en precio con el queroseno de origen fósil. Está demostrada la viabilidad técnica de los biocombustibles y su uso está ya certificado para aviación, así que el objetivo actual debe centrarse en la puesta en marcha de programas industriales y de cadena de valor en el suministro que permitan la puesta en el mercado del biocombustible a un precio competitivo con el petróleo. La creación de una cadena de valor a nivel nacional desde el cultivo, pasando por la producción hasta el consumo final, genera un escenario idóneo para reducir ineficiencias, optimizar costes y establecer políticas energéticas que permitan hacer competitivo el precio del biocombustible.